5 formas de sacar tiempo para estudiar japonés

Como dice la popular expresión, al margen de lo ocupado que estemos, todos tenemos 24 horas al día -todo va de cómo las usemos. En otras palabras, no se trata de tener tiempo para estudiar, sino de sacarlo. Y esto es algo que todos podemos hacer en varios grados. Sigue leyendo para aprender cómo tú también puedes exprimir un poco de tiempo para estudiar e incluirlo en tu rutina diaria.

¿Cuánto tiempo tomará?

Tiempo para estudiar japonés

Con más de una década estudiando japonés, puedo dar constancia de que la persistencia, eficiencia y consistencia triunfan sobre la cantidad. Por ejemplo, avanzarás más rápido y lejos estudiando una hora todos los días de la semana, que con un maratón de cinco horas una vez a la semana. Además, distribuir tu tiempo de estudio es la única forma de aprovechar el sistema de repetición espaciada (Spaced-Repetition System / SRS); un sistema usado por los métodos más populares para aprender japonés, como Wanikani, Remembering the Kanji, y Bunpro.

Al final, el tiempo que te tome aprender japonés depende de dos variables clave:

  • Tu objetivo (fluidez básica, para negocios, lectura avanzada, nivel nativo, etc.).
  • Cuánto tiempo puedes dedicar para estudiar japonés todos los días.

Los más entusiastas pueden lograr cierta fluidez en meses, mientras que a quienes estudian con menos intensidad les podría tomar incluso años alcanzar el mismo terreno. Lo más importante es ser realista con tus expectativas. Si no puedes dedicar una buena parte de tu tiempo libre  a estudiar japonés, tómalo en cuenta cuando estés armando tu plan de estudios a largo plazo. Una buena idea es trazar un objetivo S.M.A.R.T., con hitos puntuales que te ayuden a alcanzarlo. Por ejemplo, my ruta ha sido ésta:

  • Primer año: ordenar comida, hacer compras, y pedir ayuda en japonés con facilidad.
  • Segundo año: poder viajar por Japón por mi cuenta, hablando sólo japonés.
  • Cuarto año: lo básico para trabajar (saludos y presentaciones profesionales).
  • Sexto año: capacidad de pasar entrevistas de trabajo en japonés.
  • Octavo año: fluidez en mi carrera profesional (correos, reuniones, etc.)
  • En adelante: presentaciones de negocio, orales y escritas, en japonés.

Establecer y reconocer hitos como estos te permite asegurar un registro real y efectivo de tu progreso, y además mantendrá la motivación que necesitas para esta largo recorrido.

Así que, con lo básico ya superado, vamos a profundizar en cómo puedes comenzar a sacar tiempo para estudiar, y forjar tu camino hacia la fluidez.

1. Temprano a la cama, y madrugar.

Tengo que decirlo, mi hábito más exitoso para aprender japonés ha sido levantarme de 30 a 60 minutos más temprano, y comenzar mi mañana con una taza de café caliente y una lista SRS llena de kanji, vocabulario y gramática para aprender y repasar. En mi mundo, las madrugadas son el tiempo mágico cuando el resto del mundo deja de existir: sin reuniones, correos ni citas por qué preocuparse. Sólo yo y mi japonés.

Entiendo que levantarse una hora más temprano todas las mañanas es mucho pedir. Trabaja en tu caso con incrementos de 15 minutos, asegurándote de dormir un poco más temprano también.

Por supuesto, no todo el mundo es mañanero. Si en cambio eres noctámbulo, reserva un espacio de tiempo antes de ir a la cama (de hecho, estudiar de noche pudiese ser incluso más eficiente). Lo que sea que escojas, recuerda que la consistencia debe reinar. Si no puedes ponerte una hora, 30 minutos (o incluso 15 minutos) puede ser suficiente para mantener tu momentum vivo.

2. Almorzar acompañado con kanji

Estudiar durante tu pausa para almorzar es la forma perfecta para compensar lo que no hayas podido hacer en la sesión matutina, o para agregar algo extra y acelerar tu progreso.

Cuando estudio durante el almuerzo, prefiero hacer algo más práctico que flashcards o trabajar con libros. Es importante trabajar en algo motivador y fácil de asimilar rápidamente. En mi caso, suele ser con un libro, una revista o un artículo en japonés.

Sea lo que decidas, no confíes en tu almuerzo como la tarea esencial para tu rutina de estudio. Las pausas de almuerzo suelen ser inconsistentes, fácilmente interrumpidas, o simplemente canceladas -especialmente si trabajas en una oficina.

3. Japonés en el camino

Algunos miembros de nuestra mesa de discusión, saben que las flashcards, o tarjetas de memorización digitales son herramientas esenciales para estudiar japonés, debido a sus algoritmos SRS. La portabilidad sin embargo, es igualmente importante.

Aprender japonés y kanji

Tener una app con flashcards en tu teléfono significa que en cualquier tiempo muerto durante el día se convierte en una oportunidad para aprender o repasar vocabulario, kanji o puntos gramaticales. Esperar en filas, en la parada del bus, o los descansos en la oficina, se convierten en chances para ir a esas tarjetas. Con un buen podcast, incluso puedes practicar tus habilidades de comprensión auditiva mientras caminas.

4. Mezclar negocios y placer

Una vez que has roto los límites del japonés de principiantes, comenzarás a descubrir el lado práctico de tus nuevas destrezas en el idioma. Las oportunidades de estudio se materializarán en tus pasatiempos o quizás en tu propio trabajo.

Procura disfrutar de tu videojuego favorito, dibujos animados, manga, en japonés -aprende mientras haces algo que amas. Netflix te ofrece mucho contenido original en japonés, independientemente de dónde vivas. Puedes llevarlo un paso más, y sumergirte en el idioma colocando tus dispositivos electrónicos en japonés.

5. Reducir, pero sin eliminar

Tiempo para estudiar japonés

He guardado lo más difícil para el final. En algún momento (o en varios) de tu camino en el japonés, vas a alcanzar una llanura. Para la mayoría de los estudiantes, esto ocurre en algún punto entre el nivel medio y el avanzado. Aunque muchos pueden superar el estancamiento cambiando métodos o rutinas de estudio, salir de este estado usualmente también requiere una buena inversión de tiempo.

Si necesitas aprender japonés lo más rápido posible, debes dejar de lado algunos de tus pasatiempos, responsabilidades, o pasiones para alcanzar tu objetivo. Para muchos de nosotros, sin embargo, esto ya es pedir demasiado.

Dicho esto, cuando llegas a un punto muerto, es tiempo de revisar tu agenda y exprimir un poco más de tiempo para tu japonés. Por ejemplo, después de ver tu agenda semanal, podrás ver que quizás pasas dos horas viendo televisión. Y eso no está mal, especialmente si te ayuda a despejarte luego de una dura jornada de trabajo. De hecho, dejar la televisión del todo puede podría añadir stress a tu plan de estudio. ¿Y si más bien reducimos? ¿Qué tal en cambio reducir sólo una de esas dos horas de escape para estudiar japonés?

Verás que este enfoque es mucho más realista y sostenible que dejar del todo tus pasatiempos.

El camino a seguir…

Al principio, aprender japonés parece imposible, especialmente cuando consideras el intimidante reto de dominar los kanji. Sin embargo, como muchos de los aparentemente abrumadores retos de la vida, con tiempo, persistencia y consistencia, lo puedes lograr.

Si te fijas expectativas realistas, construyes hábitos consistentes, y sacas tiempo de forma creativa para estudiar todos los días, estarás hablando y leyendo japonés más pronto de lo que podrías haber imaginado.

Artículo original: «5 Ways to Make Time to Study Japanese«, by at Kokoro Media. Traducción: Byron Barón V.

Aprender japonés impulsará tu carrera y experiencia personal

Suscríbete a nuestro club de japonés para gente creativa.

Club de japonés online